Sidebar

El mercado del juego online crece en España a un ritmo rápido, a tenor de los últimos resultados que acaba de publicar la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ). El balance de 2018 refleja que los ingresos brutos (GGR, por sus siglas en inglés) fueron de 699 millones de euros, un 25,48 por ciento más que en el año anterior. 

Además, los depósitos y retiradas también continúan con una tendencia creciente, aumentando el 53,50 por ciento y el 67,01 por ciento, respectivamente respecto del 2017. El gasto en marketing también se incrementó casi en más de la mitad del presupuesto comparado con el año anterior y fue de 328 millones en 2018, un 48 por ciento más, debido al aumento en publicidad y los bonos liberados. El número de jugadores activos en 2018 fue de 1.465.129, un 5,24 por ciento más que el año anterior.

Las apuestas representaron más del 52 por ciento de los ingresos brutos del juego online, con 365,1 millones de euros. El segundo segmento fue el casino, que supuso el 34,03 por ciento de los ingresos, con 237,9 millones de euros; y el tercero fue el póker, con el 11,70 por ciento de los ingresos y 81,8 millones de euros de GGR. Esta importante subida refleja el efecto positivo de la liquidez compartida, que le ha dado una segunda vida a este segmento. El GGR del bingo fue del 1,92 por ciento, y el de los concursos apenas el 0,15 por ciento. 

Las apuestas manifiestan una ascensión meteórica en España, con una tasa de crecimiento del 18,11 por ciento respecto al año anterior. El aumento se debe a las apuestas deportivas de contrapartida convencionales, que aumentaron en el último año un 24,69 por cienot y coparon el 41,59 por ciento del mercado total de las apuestas. Las deportivas de contrapartida en directo aumentaron un 14,93 por ciento, hasta superar el 55,92 por ciento del mercado total de apuestas.

El bingo también experimentó en 2018 una tasa de variación anual del 17,4 por ciento, manteniendo así la tendencia iniciada en 2016. En el casino se ha producido el mayor crecimiento en 2018, con una tasa de variación anual del 38,91 por ciento. Esta situación se produce desde 2015 con tasas de crecimiento anual del 72,49 por ciento en 2016 y el 47,21 por ciento en 2017. Este crecimiento se debe principalmente al comportamiento de las máquinas de azar, desde su puesta en producción en 2015, y ha llevado a cuotas de mercado cada vez superiores del casino respecto al resto de segmentos.  

En 2018 supuso un 54,73 por ciento del casino y subió un 50,62 por ciento respecto al 2017. Crece también más de un tercio la ruleta en vivo (33,38 por ciento), casi un cuarto la ruleta convencional (24,21 por ciento) y el Black Jack (20,16 por ciento). 

Desaparecen los juegos complementarios y el Punto y Banca cae un 64,80 por ciento. En la misma dinámica negativa están los concursos, que cayeron en un 82,15 por ciento anual. Así, la cuota de mercado de los concursos respecto al resto de segmentos es decreciente y en 2018 es del 0,15 por ciento.

El póquer presenta en 2018 un aumento del 37,05 por ciento anual. El póquer cash aumenta un 26,28 por ciento respecto del 2017. En todos los años se observa un mejor comportamiento del póquer torneo que aumentó un 44,45 por ciento respecto del año anterior y supuso el 62,50 por ciento del mercado del póquer.

El gasto en marketing en el año 2018 fue de 328 millones de euros que se desglosa en gastos de afiliación 30,9 millones de €; patrocinio 13,4 millones de €; promociones 116,1; y publicidad 168,1 millones de €.

La media mensual de cuentas activas fue de 833.525, lo que implica un crecimiento del 28,35 por ciento respecto al año anterior. La media mensual de las nuevas cuentas de juego es de 256.008 usuarios, con un crecimiento del 20,79 por ciento anual.

El hecho más relevante desde el punto de vista regulatorio, desde enero de 2018, es la apertura de las operaciones en liquidez compartida para el póquer, con Francia y Portugal. Desde entonces cuatro plataformas han tenido operaciones en liquidez compartida con esos países.

X

Right Click

No right click