Sidebar

El grupo parlamentario de Podem ha pedido, a través de una enmienda, que la ley del juego que prepara el Consell obligue a las casas de apuestas a guardar en la Comunitat Valenciana "una distancia mínima de 1.000 metros entre sí y en relación a centros educativos y sociales".

El diputado en Les Corts David Torres ha indicado que las apuestas son consideradas en todos los ámbitos clínicos y científicos como "una práctica adictiva" y ha advertido de los peligros del juego online. 

Torres ha destacado "la importancia" de reducir la publicidad como una de las principales estrategias preventivas, ya que "evidencias empíricas" apuntan a "un incremento del 2,5 a un 24,2 por ciento de los jugadores patológicos".

Podem ha presentado con anterioridad otras enmiendas que piden la regulación de los horarios en los que las casas de apuestas puedan publicitarse y proteger así a los menores.

Asimismo, el grupo parlamentario ha reclamado que el órgano consultivo que participará en la ley incluya, además de las empresas del juego, a expertos en la prevención de este tipo de adicciones y organizaciones que atiendan a los afectados.

X

Right Click

No right click